Por los caminos de la lectio, voy aprendiendo, poco a poco, a echar a un lado aquellos hábitos de leer queriendo comprenderlo todo, de buscar información teológica a gusto del consumidor, y lo de conceptualizar ideas de la lectura sin dar tiempo a que las palabras hablen. Me maravilla ir aprendiendo que la lectio funciona como un conjunto de diferentes capas de lecturas, que mueven hacia la conversión de vidaSeguir leyendo

Todos los que, fascinados por la Palabra de Dios, entran en la escuela de esta Palabra y perseveran en ella, realizan el famoso tema de Orígenes, desarrollado por san Bernardo y otros autores espirituales: «concebir la Palabra en el corazón». Dice Orígenes: «No podrías ofrecer a Dios algo de tu mente o de tu palabra si primero no concibes en tu corazón lo que fue escrito». ¿Qué quiere decir conSeguir leyendo

“Podría contar muchas cosas que han ido pasando en mi vida desde que empecé a practicar la oración personal que se aprende en la lectio divina. Conocí esta forma de orar en un grupo de la parroquia, que inició un sacerdote nuevo hace bastantes años. Aquello acabó siendo otra cosa, y cuando se marchó mucha gente dejamos el grupo. Pero, yo seguí haciendo esa oración a mi forma casi todosSeguir leyendo