Experiencias

“Hace unos cinco años que empecé a practicar la lectio divina para leer el Evangelio de cada día. Conocí este camino de oración a través de mi hermana mayor, que fue religiosa y cuida de mis padres. Empezó a llevar un grupo en la parroquia y me invitó. Se lo agradeceré siempre. Empezamos siguiendo los pasos de Según tu Palabra. Al año de empezar tuve que dejar las reuniones deSeguir leyendo

“Podría contar muchas cosas que han ido pasando en mi vida desde que empecé a practicar la oración personal que se aprende en la lectio divina. Conocí esta forma de orar en un grupo de la parroquia, que inició un sacerdote nuevo hace bastantes años. Aquello acabó siendo otra cosa, y cuando se marchó mucha gente dejamos el grupo. Pero, yo seguí haciendo esa oración a mi forma casi todosSeguir leyendo